la cerveza artesanal en todo el mundo

La cerveza está creciendo en Europa, la cerveza artesanal en todo el mundo

La cerveza artesanal en todo el mundo

Nunca antes la vuelta del parón veraniego había estado llena de incógnitas para todos. En condiciones normales, el comienzo de septiembre es el momento de retomar con ímpetu los proyectos dejados pendientes en las semanas anteriores, pero la situación actual preocupa por lo que nos espera y que en parte ya estamos experimentando en nuestra piel. ¿Qué pasa con la economía? ¿Cuánto caerá nuestro poder adquisitivo? ¿Cuántas personas y empresarios sufrirán? Difícil de decir en este momento, estoy seguro de que no podemos dejarnos vencer por pronósticos de losa más pesimistas. El antídoto es permanecer fieles a las noticias ya los números, que afortunadamente, al menos para el sector cervecero, hablan de un entorno con buena salud y aún al alza.

Las últimas cifras provienen de Eurostat y afirman que en 2021 la producción de cerveza en Europa creció un 3%. De hecho, el año pasado los países miembros de la Unión Europea produjeron 33.100 millones de litros de cerveza, estableciendo un incremento respecto a 2020 que augura un buen futuro para el sector. Tenga cuidado de no pensar que el aumento se vio favorecido por la salida parcial de la pandemia: en todas partes, la industria cervecera siguió operando incluso durante los cierres y tiempos de restricciones más estrictas. No se trata pues de un crecimiento “drogado” por el contexto sanitario internacional, sino del auténtico signo de una tendencia positiva.

Con 7.500 millones de litros elaborados en 2021, Alemania se mantiene firmemente a la cabeza en el ranking de los principales productores europeos, cubriendo por sí solo el 23 % de toda la producción de la Unión. Es un dato reconfortante para una nación que desde hace años experimenta una preocupante caída en el consumo: obviamente significa que la cerveza alemana sigue siendo muy apreciada en el extranjero, garantizando una parte considerable de las exportaciones. Alemania precede a Polonia y España: dos naciones culturalmente muy diferentes entre sí, pero ambas produjeron 3.700 millones de litros en 2021. En cuarta posición encontramos a Holanda (2.500 millones de litros). Estos cuatro países juntos cubren más de la mitad de toda la cerveza producida en la Unión Europea. Pero hay razones obvias en el análisis por las que no aparece una superpotencia en ciernes como Reino Unido: una ausencia que entristece un poco.

Holanda es el primer exportador de cerveza de la Unión Europea: una cifra que confirma la de 2020 y que representa el 21% de todas las exportaciones europeas. Este ranking sorprende menos de lo esperado: de hecho, le siguen Bélgica, Alemania, Francia y República Checa.Hay un ranking en el que finalmente encontramos a Italia entre los primeros lugares: es el relativo a las importaciones, donde el país transalpino ocupa la segunda posición. (13%) igualado a Alemania y precedido únicamente por Francia.

Tenga en cuenta que hasta ahora solo hemos hablado de cerveza que contiene alcohol. La aclaración puede parecer inútil y sin sentido, pero en el informe de Eurostat hay un tipo de cerveza que se considera aparte: sin alcohol (hasta 0,5% de grado alcohólico). Pues este nicho de mercado en un año ha crecido un 20%, reiterando que estamos asistiendo a un fenómeno que ya no es despreciable. Hoy, la cerveza sin alcohol representa el 5% de toda la que se produce en la Unión Europea: ni mucho menos es una cifra extraordinaria, pero el ritmo de crecimiento parece imparable.

Los números descritos hasta ahora obviamente se refieren al mercado mundial de la cerveza, en un sentido más general. La buena noticia, sin embargo, también concierne al sector artesanal, ya que según un reciente estudio de The Drinks Business el sector de la cerveza artesanal está destinado a crecer en todo el mundo en los próximos años, alcanzando un valor de 107.700 millones de euros en 2031 (+ 8%). Evidentemente, la tendencia no será la misma en todo el planeta: en Europa el incremento debería superar el 6% en 2025, pero será sobre todo el mercado asiático el que impulse la economía del sector, gracias a una tasa de crecimiento anual estimada en torno a 10. %. No debe subestimarse la contribución de algunas realidades emergentes, como África y Oriente Medio.

En definitiva, la cerveza es saludable y la cerveza artesanal está destinada a llegar a nuevos mercados, ofreciendo posibilidades de exportación sin precedentes.

 

Fuente: Cronache di birra

Deja una respuesta